sábado, 17 de junio de 2017

La momia (The Mummy)







Título original: The Mummy 
Año: 2017
Duración: 105 min.
País: EEUU
Director: Alex Kurtzman
Guion: David Koepp, Christopher McQuarrie, Dylan Kussman (Historia: Jon Spaihts, Alex Kurtzman, Jenny Lumet).
Música: Brian Tyler
Reparto: Tom Cruise, Russell Crowe, Annabelle Wallis, Sofia Boutella, Jake Johnson, Courtney B. Vance, Marwan Kenzari, Javier Botet, Shina Shihoko Nagai, Solomon Taiwo Justified, Emily Ng, Jason Matthewson, Dylan Smith, Rez Kempton.
 










A pesar de estar enterrada en una tumba en lo más profundo del desierto, una antigua princesa cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en la época actual, trayendo consigo una maldición que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años.



Que modernor son las vendas de la momia...

Y ya está aquí el ‘Dark Universe’ que la Universal se ha sacado de la manga. Ha sido algo un tanto osado, sin saber si el invento iba a funcionar, han estrenado ya la primera y las siguientes están en funcionamiento. Por si alguien no lo sabe, la Universal quiere ‘revivir’ a todos sus monstruos clásicos: Drácula, la momia, el hombre invisible, Frankenstein, la criatura de la Laguna Negra, el fantasma de la ópera, el hombre lobo, el Dr. Jekyll y Mr. Hyde… hacer películas independientes (cada una con su director y su reparto, más famoso o no) pero que tengan un nexo que las una, para luego poder juntarlo todo (como se está haciendo con Marvel y DC). En realidad, que esta primera tenga más o menos éxito (la crítica no la ha puesto muy bien, pero su recaudación no está siendo mala) no tiene por qué impedir que el universo que quieren crear no triunfe, eso ya se verá…
No es la primera vez que esto se intenta, la fama de los monstruos de la Universal dio paso a la fama de esos mismos monstruos en la Hammer décadas más tarde. Iguales pero muy diferentes, fueron un grandísimo éxito. Yo misma soy más fan de la Hammer que de la Universal.
¿Qué pasara ahora? No lo sabemos, habrá que esperar a ver cómo va saliendo todo. Yo misma no tenía fe en esta película (fui porque tenía entradas gratis, lo admito) y justo lo que más me ha gustado es esa sensación de futuro nexo con más monstros que vi, y que sinceramente, es una idea que me gusta.



La sinopsis es la típica, unos exploradores y una científica encuentran por casualidad la tumba de una momia, muy bien escondida y muy lejos de Egipto. Sacan a la momia de su descanso eterno y se la intentan llevar a Londres, pero la momia cobra vida y huye expandiendo su maldición por todo el país. Porque esta momia no es una cualquiera, es una princesa egipcia que vio cómo su trono le iba a ser arrebatado y jugó con las artes oscuras para que no pasase, pero la pillaron y la encerraron para siempre.



Tom Cruise parece más embalsamado que la momia...
A la cinta le han dado palos por todas partes. No voy a negar que no tengan razón… pero yo tampoco esperaba otra cosa de ella. Admito haberme entretenido en el cine y olvidarla automáticamente nada más salir. Como siempre, exceso de explosiones y efectos visuales, un ritmo acelerado (¿Qué pasa? ¿Que los jóvenes de ahora, acostumbrados a los videos cortos, no prestan atención a nada con un mínimo de trama y diálogos? Si no hay una explosión cada 5 min se duermen, debe ser) y ruido, mucho ruido. Y bueno, sí, la misma historia de siempre, pero cambiando el sexo de la momia (que ahora somos muy modernos supuestamente, pero para lo que se quiere) y la historia. Aunque justamente la momia y su actriz es lo mejor de la película. La intro en la que explican su origen y que es lo que pasó es de lo mejor de la película.
Tiene muchísimo más parecido a “La momia” de 1999 con Brendan Fraser (cinta que me encanta) que a las versiones de 1932 con Boris Karloff y a la de 1959 con Christopher Lee y Peter Cushing (cintas que me encantan aún más). Los guiños a la de Fraser son continuos, desde la similitud en caracteres de los protas, pasando por escenas similares (la de bus) o detallitos que podéis jugar a encontrar (el mismísimo libro de los muertos aparece). Yo ya me imaginaba que sería más tirando al humor y la acción, pero me hubiese gustado mucho más la seriedad y el terror de las originales para estos reboots. 


Ella es el típico interés amoroso.


No esperéis mucha originalidad, ni un mínimo de datos históricos correctos (el mezclaillo que hacen de caballeros templarios y momias egipcias es de traca). Su único punto atractivo es justamente los cimientos que intenta asentar sobre lo que será el Dark Universe. Con el laboratorio donde trabaja el Dr. Jekyll (Russell Crowe), en el que podemos ver el cráneo de Drácula, las manos del monstruo de la laguna y demás artilugios que nos dan a entender lo que veremos próximamente en materia de monstruos. El resto, excesivo CGI y escenas de acción.




Russell interpreta al Dr. Jekyll.
En cuanto a sus actores. ¡Ay! Tom Cruise… tengo que decirte algo importante. Vamos a ver, no tienes 30 años. Ni los rondas. Ni tampoco tienes 40. Tienes casi 55 años, más cerca ya de los 60 que de los 50. Asúmelo. Los papelitos de chico ligoncente y un tanto locuelo ya no son para ti… el papel de esta película estaba escrito para alguien más joven. Se nota. Mucho. Es un rol muy similar al que hizo Brendan Fraser en “La momia”. Un tío sinvergüenza, ligoncete, cachondo… pero él era joven y le pega. A ti, no. Es así. Y lo de que tu compañera femenina sea cada vez más y más joven en cada película que haces… Annabelle Wallis tiene 32 años y Sofia Boutella (la momia a la que le pareces un buen ejemplar masculino) tiene 35. Es más, el personaje de Russell Crowe comenta en un momento dado que tú eres mucho más joven y no lo entenderías. En realidad, el bueno de Russell tiene 53 años.
Yo no soy fan de Cruise, nunca lo he sido. Ni sus pelis, ni él me atraen. Pero que tiene un serio problema aceptando la edad que tiene es obvio. Y lo peor de la película, sin ninguna duda, es él.
En cuanto al resto de actores… nada especial que contar. Ni Cruise ni Crowe dan pie con bola desde hace años en una película y aquí son un mero reclamo (aunque, no sé realmente cuanto atraen de verdad). El segundo, eso sí, con más interés que el primero, más que nada porque su personaje puede dar más juego. Luego tenemos al graciosete de turno y a las dos chicas, una el interés romántico y la otra la momia.


Tom Cruise siendo Tom Cruise. Y el típico amigo graciosete.
En definitiva, una película para el verano, para pasar un rato entretenido y fresquito en el cine. Pero poco más. No esperéis gran cosa de ella y así no os decepcionará. Mirad que a mí el tema de las momias me encanta… pero ya intento ir con las expectativas en números negativos, porque el abuso de los efectos especiales mata al terror en pos de una cinta de acción en la que da igual si el CGI es de la momia, de Superman o de quien sea.
Espero que para las siguientes la cosa mejore. Hay muchos nombres atractivos que se barajan: Johnny Depp (el hombre invisible) y Bardem (Frankenstein) e incluso a Angelina Jolie (la novia de Frankenstein).
En el cine vi muchas abuelitas que habían ido junto a sus familiares, os juro que hubiese matado por preguntarles que les pareció (ellas vivieron las originales de primera mano), aunque ya me lo imagino.






No hay comentarios:

Publicar un comentario